papa: debes saber estos sobre las mamitas embarazadas

El desarrollo de un bebé en el vientre de la madre es un trabajo arduo. La madre experimenta muchos cambios físicos y emocionales, las hormonas están alborotadas, náuseas y vómitos, dolores de espalda, pies hinchados, hemorroides y también el corazón de la madre tiene que hacer un trabajo muy forzado durante el embarazo etc.

Pero a pesar de todos esos dolores y malestares del embarazo, este es un momento especial para la madre. Ella hace una conexión íntima y especial con su bebé y disfruta de cada momento:

sus primeros movimientos, las pataditas, escuchar su corazón, su primera ecografía, cuando por fin conoce el sexo del bebé y ver como su barriga crece, entre muchísimos más.

Durante la etapa del embarazo el hombre debe “aprender” a relacionarse con la madre embarazada, aunque la conozca por 2, 5, 10 años vas a tener que aprender a descifrarla, a ser paciente y tolerante; por eso hoy queremos compartir contigo nuestro tema de porque “los hombres deben conocer acerca de las mujeres embarazadas”

#1- La comida: lo que es tuyo es de ella, y lo que es de ella…está fuera del alcance de todos! Es normal que, durante la vida de pareja, estén acostumbrados a compartir muchas cosas, como por ejemplo: la comida, el dinero, el desodorante e incluso la ropa. Sin embargo, durante el embarazo, compartir la comida adquiere nuevas reglas “lo que es tuyo, también es de ella, y lo que es de ella.. es de ella y punto”.

#2- Hormonas alborotadas: Son muchos los mensajes que recibimos de los futuros papás diciendo cosas como las siguientes: Mi mujer pelea por todo, llora por cualquier cosa, se enoja fácilmente, a veces me quiere lejos y cuando me voy me llama que regrese (no me quiere cerca, pero tampoco lejos), cualquier palabra la hiere. No sé que hacer ¿Esto es normal? ¿Pasara después del embarazo?.

¡Tranquilo papá! todo esto es normal durante el embarazo y es debido a los frecuentes cambios hormonales que experimenta tu esposa. Es normal que ahora ella esté feliz, y 5 minutos más tarde esté triste o llorando.

#3- Los antojos: Prepárate para complacer muchos antojos, hasta los más raros que hayas visto! Muchos papás no saben lo “urgente” que es un “antojo” para una mujer embarazada. Cuando ella te dice “estoy antojada de…” es por que de verdad quiere eso y en ese preciso momento. Ella no está dispuesta a espera una hora o a mañana “mi antojo es ahora”.

Tengo una amiga que siempre se antojaba de jamón con pan durante su embarazo. Su esposo tenía un pequeño supermercado y ella esperaba cada noche por ese antojo. Un día él la llama y le pregunta ¿Mi amor, quieres que te lleve algo? y ella contesta que NO. Cuando el esposo llegó a la casa sin ese jamón con pan “se puso a llorar”. Jajajajja las mujeres embarazadas no podemos ser más complicadas! Ella suponía que él le llevaría su antojo, a pesar de haberle dicho que no quería nada.

#4- Nunca le menciones que está gorda: Es normal que las embarazadas ganen mucho peso durante el embarazo y créanme que nos sentimos muy mal cuando nos dicen “que gorda está”. Cada vez que el esposo de mi mejor amiga le decía que estaba muy gorda, ella lo paraba en seco diciendo: “deja de decirme que estoy gorda, ya sé que lo estoy, no necesito que me lo acuerdes”.

Es evidente que durante el embarazo vamos a ganar algunas libras, pero debemos cuidarnos para no sobrepasar las libras recomendadas por el médico, ya que podría traer complicaciones como diabetes gestacional o problemas más grave como la preeclampsia.

Despídete de hacer el amor: En muchos casos las relaciones sexuales pasan a segundo plano (no en todas las mujeres). Pero no es porque las mujeres no quieran hacer el amor, sino por todos los malestares que tienen durante la gestación.

Muchos de los malestares pueden estar presente en el primer trimestre y otros hasta finales del embarazo. En mi caso con mi segundo embarazo se me hinchó tanto mi parte que no quería ver nada cerca.

Ahora bien, si no hay nada que impida hacer el amor, pues disfruten a gusto y sin miedo. Tener relaciones no daña al bebé, todo lo contrario: tiene muchísimos beneficios tanto para la madre y el pequeño. De la única manera que usted debe suspender las relaciones es si su médico lo dice.

Acostúmbrate a dormir rodeado de almohadas: Es un poco difícil durante el embarazo conseguir una posición adecuada para dormir. Así que nos rodeamos de almohadas para ver si logramos conseguir una posición más cómoda. (yo dormía rodeada). Así que no pienses que tu pecho dejó de ser su lugar favorito para dormir ¡No

Fuente: http://vidaprenatalcenter.com

7 pasos para elegir los mejores padrinos de tu bebé

Escoger unos buenos padrinos para tu hijo es una decisión muy importante, porque la persona que escojas para que sea el padrino de tu hijo tendrá un rol muy significativo en la vida de tu hijo. Conoce cómo escoger a unos buenos padrinos considerando unos aspectos muy importantes sobre los candidatos.

1- Haz una lista.
Una herramienta que te ayudará en el proceso de escoger a los padrinos es hacer una lista de todas las cualidades negativas y positivas de las personas que estás considerando. Haz una lista de los rasgos, valores y logros que admiras de esas personas junto con cualquier otro elemento indeseable que no quieres que tu hijo esté expuesto a tener. Estas características en papel te ayudarán a determinar que es importante.

2- Conoce qué tan involucrado quieres que esté.
Elige un buen padrino basándote en qué papel quieres que juegue en la vida de tu niño. Si quieres que el padrino ofrezca una guía espiritual, lecciones de vida o sea el guardián de tu hijo en caso de que mueras, el candidato que escojas debe ser uno que esté dispuesto a aceptar ese papel y responsabilidad.

3-Escoge algunos valores similares.
Escoge a un padrino que tenga valores éticos y morales similares a los tuyos. Esto le dará a tu hijo una influencia positiva consistente y una moral que se alinea con los valores que estás intentando inculcarle.

4-Observa dentro de tu familia.
Considera escoger los padrinos de alguien de tu familia, como un hermano o primo. Debería haber un lazo fuerte entre tu hijo y sus padrinos si los dos son de la misma familia y el niño los ve más seguido en las reuniones familiares.

5-Considera la logística.
Es importante escoger a unos padrinos que pueda ver e interactuar con tu hijo regularmente, ya que esto le permitirá al padrino proveer cierto liderazgo y cierta guía que quieres reciba tu hijo. Escoge a unos padrinos que estén geográficamente cerca de ti y tu hijo.

6-Selecciona a alguien confiable.
Los padrinos que escojas deberán ser personas con una vida relativamente estable y un gran sentido de la responsabilidad, que pueda atender a eventos importantes como el bautismo y las graduaciones, e interactuar con tu hijo a menudo. Escoge a alguien responsable a quien puedas confiarle tu hijo.

7-Pregúntale a un líder del clero.
Discute la selección de los padrinos con tu ministro o líder del clero. Puedes encontrar que los padrinos que quieres elegir son miembros de tu congregación. El líder del clero podría ayudarte a determinar las características más importantes al escoger unos padrinos.