Estrías después del parto: El momento clave para tratarlas

Luego de haber dado a luz quedé con sobrepeso celulitis y con muchas estrías, todos sabemos que estas marcas aparecen cuando hay un aumento excesivo y repentino de peso, ya que la piel se estira bruscamente y hacen que se rompan los tejidos de la dermis y es cuando se forman las estrías. (Durante el embarazo la piel se estira 10 veces más de lo habitual).

La verdad las marcas que dejan son realmente molestas y antiestéticas! Solo las personas que las padecen saben lo feo y molesto que se siente tenerlas, muchas veces caemos en depresión y vemos afectada nuestra salud , ya que no podemos ponernos ciertas prendas porque las estrías se nos ven, y ya no nos sentimos cómoda con nuestro cuerpo.

Como dije antes; durante el embarazo la piel puede estirarse hasta diez veces más de lo que es su superficie habitual. Debido a factores hormonales y una deficiente hidratación de la piel, al distenderse, las fibras cutáneas se rompen y aparecen cicatrices conocidas como estrías.

Una vez que la piel se rompe, la estría no desaparece, pero aún así podemos ayudar a reducir su apariencia con cremas específicas. Las de aparición reciente, las que aún se ven de color rosado, pueden mejorar mucho con los cuidados adecuados.

Por su parte, las estrías no sólo aparecen cuando la piel se distiende, sino también al volver la piel a su estado anterior. Por tanto, el postparto es un momento clave para tratarlas.

Hidratar la piel por dentro
Durante el postparto, el objetivo es reafirmar la piel y devolverle elasticidad. Para ello, no sólo tienes que ayudar a la piel a mantener una buena hidratación por fuera con cremas y aceites, sino también por dentro, con la ayuda de una buena alimentación.

Elige alimentos que aporten antioxidantes que ayuden a producir colágeno para contribuir a la elasticidad y firmeza de la piel. Elige alimentos ricos en Vitamina A (frutas de colores, verduras, lácteos, carnes…), vitamina C (cítricos, kiwis, fresas, pimientos rojos…) y vitamina E (aceites vegetales, nueces, semillas, hortalizas de hoja verde…)

En general, debes aumentar el consumo de frutas y verduras, así como cereales integrales y ácidos grasos esenciales presentes en el pescado azul.

También es importante beber suficiente agua. Tienes que seguir la recomendación que tenías durante el embarazo de consumir al menos dos litros de agua al día. Hay que tener en cuenta que también tomas líquido de los propios alimentos, tampoco debes forzar la ingesta de agua, pero sí intentar alcanzar los dos litros al día.

Elegir los productos más adecuados
Podemos encontrar en el mercado una buena batería de productos específicos para recuperar la firmeza de la piel después del parto.

En el post anterior de rituales de belleza en el postparto te recomendábamos masajes, así como algunos aceites y cremas para mantener la piel hidratada.

Lo importante es conocer los componentes de los productos para asegurarnos que cumplirán con el efecto deseado. Entre los más efectivos encontramos la centella asiática, que actúa estimulando la producción de colágeno y como cicatrizante, cremas con colágeno, elastina y vitamina E.

Si prefieres la textura de los aceites, muy agradables para dar masajes, elige aceite de rosa mosqueta, potente reparador, aceite de jojoba, aceite de karité, de almendras dulces y de semillas de sésamo.

También puede seguir aplicándote la crema antiestrías que utilizabas durante el embarazo o bien elegir una reafirmante postparto. Debes aplicártela dos veces al día con masajes circulares aprovechando para relajarte unos minutos.

Los pechos también merecen un cuidado especial en el postparto, ya que al producir leche aumentan muchísimo de tamaño y es cuando aparecen nuevas estrías.

Igual que con el resto del cuerpo, debes mantener siempre bien hidratada la piel de los pechos, o bien con los productos que mencionamos antes como con cremas específicas para la zona, procurando limpiar la areola antes de cada toma de tu bebé.

El postparto es un momento clave para tratar las estrías del embarazo, por tanto es importante que seas constante para mantener la piel siempre hidratada y los componentes cicatrizantes y reparadores actúen de forma eficaz.

El aceite de almendra es uno de mis favoritos y lo recomiendo muchísimo tanto durante el embarazo y en el postparto:

Aceite de Almendras
Un ingrediente natural que puede ayudarte al tratamiento de las molestas estrías, es el aceite de almendra, puedes aplicártelo varias veces al día si es necesario, la gran ventaja de este ingrediente es que puedes encontrarlo fácilmente ya que es muy conocido por sus beneficios al usarlo en la piel y el cabello.

Solo necesitas hacer un masaje suave con el aceite en las áreas afectadas con las estrías y luego de algunas semanas verás como estas se han atenuado en gran medida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *