Parto normal sin dolor ¿Es posible? ¿Cómo puedo lograrlo?

Desde que estamos muy pequeñitas soñamos en que algún día nos convertiremos en madre. Es algo natural que corre por nuestras venas, Dios nos dio el don de dar vida y es por eso que nuestro instinto maternal comienza desde muy temprano.

Muchas embarazadas nos cuentan que les temen mucho al parto, que no saben como van a sobrellevar ese momento y es que el dolor del parto es muy doloroso a veces llega a ser traumático para muchas mujeres.

Muchas mujeres dicen que los dolores de parto son el dolor más intenso que alguien pueda sentir.

¿Es posible tener un parto sin dolor?
Según el ginecólogo obstetra Odent, dice que el dolor que se siente en el parto puede disminuir bastante con simplemente dejar de pensar en cuánto nos va a doler y dejamos que nuestro cuerpo se encargue del resto.

El cuerpo de una mujer embarazada esta preparado para esto, el cuerpo sabe lo que debe hacer, es parte del instinto, es por eso que “neutralizar” nuestros pensamientos es lo mejor que podemos hacer.

¿Cómo me preparo para el día del parto? 

Practica la respiración.

Controlar la respiración y las técnicas de relajación son muy importantes para hacer un buen trabajo de parto y sobrellevar las contracciones cuando entres en trabajo de parto.

Deja que tu cuerpo actué y trata de relajarte, la naturaleza es muy sabia, sino fuera así ninguna mujer fuera capaz de dar a luz de forma natural. No bloquees tu mente y aleja de tu cabeza todos los pensamientos negativos, confía en tu instintos y solo piensa que el mejor momento de tu vida está por suceder, “pronto tendrás a tu pequeño milagro en brazos.

No te voy a mentir “las contracciones si duelen”
Tenemos que ser realista, las contracciones duelen, pero mientras más piensas en dolor más fuertes las sentirás, por eso es que se aconseja alejar todos esos pensamiento de la cabeza y pensar que pronto tendremos a nuestro bebé en brazos. Algunas cosas que te ayudarán a disminuir las molestias del parto:

Movimientos: Elige un lugar seguro que te permita moverte y acomodarte en diferentes posiciones.

Toma una ducha: Tomar una ducha con agua tibia cuando sientas las contracciones puede ayudarte a relajarte, igual al bebé.
No te quedes con dudas, pregunta todo lo que quieras al personal médico.
Infórmese: aprende todo sobre el parto, lea. Mientras más conozca del tema, menos sorpresas va a tener.

Concentración: Concentra tu mente en pensamientos positivos y agradables que te permitan relajarte.


Masaje: la madre necesita relajarse durante el parto, por lo tanto un masaje ayudará bastante.

Nota: Cada mujer experimenta el parto de forma diferente, pero tu cuerpo está preparado para esto, solo confía en tu instinto y en tu cuerpo.

Compartimos este artículo contigo gracias a http://inatural24.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *