Como hacer una sesión de fotos mes a mes para el bebé

Si  estás leyendo esto, lo más probable es que estés esperando un bebé o que lo hayas tenido hace poco, así que antes de seguir: enhorabuena!!! Has entrado en la etapa más difícil pero más bonita de tu vida. ¡¡ ¿Cómo no vas a retratarlo (a)?!! Aquí van mis humildes consejos para esta ardua labor. No te frustres, sobre todo al principio.
Si quieres un trabajo profesional, busca uno ;)2. Fotografía a tu bebé con la familia. Procura que todos tengan una foto con tu bebé, por separado, por parejas o en grupo, pero que tenga un recuerdo de cuando conoció a su familia y de la cara de felicidad que pusieron. Y si tiene hermanitos o primitos, ¡pues no puedes dejar de retratarlos juntos!

Hermanos

Con la familia3. Inmortaliza los datos de su nacimiento. Haz un recordatorio del día y la hora a la que nació,  cuánto pesó y midió…

Recordatorio de nacimiento4. La importancia de los detalles. Cuando son tan pequeñitos, sus partes del cuerpo son tan adorables! Esos piececitos, sus preciosas y diminutas manos, la piel (pellejos) de los primeros días… inmortaliza todos esos detalles, se van muy rápido.

Antes de que crezcan sus piececitos o sus manos, retrátalos.
Antes de que crezcan sus piececitos o sus manos, retrátalos.

5. Retrata su evolución. Muestra su crecimiento retratando a tu bebé en el mismo sitio o con el mismo objeto cada mes o cada semana, luego puedes realizar un montaje y ver cómo ha ido cambiando.

Captura su evolución6. Regalos u objetos “queridos”. ¿Lleva una ropita que fue tuya o que le ha tejido un familiar con todo el amor del mundo? ¿O un juguete? Pues hazle una foto con esto, el día de mañana puede que esa ropa o ese juguete ya no existan, pero quedará la foto para el recuerdo.

7. Gestos. Cada bebé tiene sus propios gestos y expresiones, y estos pueden cambiar por días, semanas o quedarse de por vida. Si puedes capturar alguno, cuando crezca le hará gracia.

Sus gestos y expresiones son parte de él
Sus gestos y expresiones son parte de él

8. Momentos. Todos los momentos son especiales, tienen su lado más y menos bonito, pero es una gozada cuando pasa un poco de tiempo tener fotografías de todos ellos, el momento del baño, de la comida, de las cosquillas, de las risas, del dormir en brazos… No se trata de hacer un día un maratón, ten siempre la cámara a mano y un día le fotografías en el baño, otro día las cosquillas… disfruta de tu bebé y de la fotografía, no te estreses que ese no es el objetivo 😉

Momentos del día a día
Momentos del día a día

9. Su primera vez. Habrá una primera vez en la que se muerda el pie, en la que gatee, en la que asome un diente, en la que haga palmas… si retratas esos momentos tu álbum fotográfico servirá también como diario gráfico de sus progresos (si le pones la fecha, claro 😉 ).

10. Proyectos (una foto al día, una foto a la semana, al mes… ). Puedes proponerte proyectos, por ejemplo hacerle una foto al día durante el primer mes, o una foto a la semana en diferentes momentos del día, esto también sirve como diario gráfico y como un reto personal.

11. Exteriores. No te limites a las fotografías en casa, cuando salgas de paseo, la primera vez que vea el mar, o que vaya de excursión al campo. Retrata todos esos momentos así cuando sea más grande se lo podrás contar mientras ve las imágenes.

El bebé y el mundo
El bebé y el mundo

12. Hazle primeros planos. Los bebés cambian por semanas, o casi que por días, hazle muchos primeros planos para que todas esas caritas queden retratadas por siempre. Si intentas recordarlas será imposible, pero cuando veas las fotos te acordarás perfectamente de esos días.

Primeros planos
Primeros planos
Captura emociones

A veces lo importante no será buscar un buen fondo o estudiar el encuadre, sino tener la rapidez suficiente para capturar un momento especial, emotivo. Esa es la ventaja que tienes sobre un fotógrafo profesional, puesto que él o ella están 3 ó 4 horas con tu bebé, pero tú estás todo el día, todos los días. Esta es tu verdadera labor, fotografiar esos momentos.

Momentos especiales
Momentos especiales
Creatividad al poder

Si se te da bien la edición o te apetece jugar, puedes hacer cosas como estas. Ya hemos dicho muchas veces que la creatividad no tiene límites, no los pongas con tu bebé. Aquí tienes algunas ideas creativas para fotografiar a tu bebé.

Sé original
Sé original

Un poco de imaginación nunca está de más

Un poco de imaginación nunca está de más

Otros consejos generales

1. Planifica. Si tienes pensado hacer una sesión, planifica cómo va a ser, qué ropita quieres ponerle, qué manta o qué fondo vas a utilizar y ten reserva por si se mancha (es fácil que regurgite o que se haga pipí). No improvises o puede que te quedes sin foto porque le de hambre, se despierte o se canse.

2. Busca ayuda. A la hora de realizar una sesión con tu bebé, búscate un ayudante. Es conveniente que alguien esté en todo momento a su lado, además te puede ayudar a sujetar un fondo o cualquier otra cosa que necesites. Te puedo asegurar que hacerlo solo o sola complica mucho la tarea.

3. Ten siempre la cámara a mano, cargada y con espacio en la tarjeta. O de lo contrario perderás momentos únicos.

4. Cuida los fondos. Procura no sacar en la foto elementos que distraigan la atención y resten protagonismo a tu bebé. Igualmente intenta que la mezcla de colores o ropa de diferentes colores y estampados no desvíen la atención.

Evita distracciones en la imagen

Evita distracciones en la imagen

5. Blanco y negro. No te olvides de las fotos en blanco y negro, quedan bonitas, son atemporales y centran toda la atención en tu bebé. Eso sí, dispara en color y luego la pasas a blanco y negro.

No te olvides del blanco y negro

No te olvides del blanco y negro

6. Respeta a tu bebé. Como madre o padre, sabes que tu bebé es lo más importante, si ves que no es el momento de hacer fotos porque no está a gusto, déjalo para otro momento, su bienestar es lo más importante.

7. Evita el flash, en la medida de lo posible. Y no me refiero a que le perjudique, hay debate sobre si afecta o no. Me refiero a que les molesta. Sobre todo a los recién nacidos. Si a un adulto le molesta un flash, imagina a un bebé, sobre todo un recién nacido que ha pasado los últimos nueve meses a oscuras! Si tienes que usarlo porque no dispones de luz natural rebótalo, o mejor usa la luz continua de una ventana de luz.

8. Enfoca bien los ojos. A no ser que lo que quieras es destacar por ejemplo su boquita, procura que los ojos siempre estén bien enfocados.

Espero que estos consejos te ayuden, ¡ojalá alguien me los hubiera contado a mí antes! Te deseo toda la felicidad del mundo con tu bebé y que le hagas unas fotos preciosas y disfrutando. Si crees que este artículo le puede interesar a alguien más, no olvides compartirlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *