10 errores de mamá primeriza: Aprende para que no lo cometas tu también

Cuando somos madres primerizas podemos cometer errores por falta de información o por exceso de celo. En este artículo te vamos a mencionar algunos de los más comunes.

Bañar al bebé todos los días
Los pediatras nos hacen saber que bañar al bebé dos o tres veces por semana es suficiente (en sus primeras semanas de vida). En especial si sufren dermatitis atópica de la piel, ya que el manto graso de la piel se altera con el baño y pueden empeorar los síntomas.

Si usted limpia bien el área del pañal después de cada cambio, y le lava sus manitas no es necesario bañarlo todos los días, y menos usar jabón (aunque sea muy suave) a menos que a su bebé lo relaje el agua calientita para dormir.

Raparle la cabeza para que el cabello le crezca más fuerte
Los dermatólogos no recomiendan hacerlo, porque si el bebé es muy pequeño es probable, que al perder su cabello, pierda calor corporal por la cabecita. El raparle la cabeza no hace que el cabello crezca más fuerte: crece exactamente igual. El cabello del bebé va a depender de la genética de sus padres y las características de su cabello se define al cumplir su primer año.

Esterilizar todo hasta que el bebé cumple un año
Mantener las cosas del bebé con una buena higiene es muy importante, especialmente en las primeras semanas de vida, pero no hay que obsesionarse.

Usted no tiene que esterilizar los biberones todos los días, lo que si usted debe hacer; es mantener bien limpios todos sus objetos para que el bebé pueda entrar en contacto con alguna cantidad de bacterias las cuales le ayudarán a desarrollar sus propias defensas, pero no las suficientes como para provocarle una infección. Si su bebé es prematuro si debe tener una higiene extrema, sobre todo en su primer mes de vida.

Dejarlo llorar para que no se mal acostumbre
Usted va a escuchar a muchas personas decirle “déjalo llorar para que no se mal acostumbre” eso es una teoría que no tiene ningún fundamento. Cuando su bebé llora, usted debe responder a sus llantos de inmediato, debe tomarlo en brazos para consolarlo e intentar averiguar que necesita para calmarlo (cambiarle el pañal, alimentarlo, tiene frío o calor…etc). Es la mejor manera de usted mostrarle a su bebé que usted esta ahí cuando la necesita.

Abrigarlo mucho
Todos los bebés tienden a enfriarse, pero también si usted lo abriga demasiado sudan mucho. Aparte de que se ha comprobado que aumenta el riesgo de asfixia y muerte súbita. Si la temperatura de su casa está en los 20-22 su bebé puede estar cambiado con un body o pelele entero de algodón, que le cubra los pies.

Usted podrá saber si el bebé tiene frío si sus manitas o piecitos están fríos o un poco amoratados. En caso como esos conviene abrigarlo un poco más. Si usted nota que está sudado por la parte del cuello y la cabeza, es que tiene calor y debe quitarle un poco de ropa.

Mantener la casa en silencio mientras el bebé duerme de día
Si usted aprovecha descansar mientras su bebé lo hace, excelente! pero si no, no es aconsejable hacerlo. Cuando su bebé tenga alrededor de un mes y medio, los patrones de sueño empiezan a relacionar los ciclos de luz-oscuridad lo que significa que su bebé esta dispuesto a dormir tiempo más largo durante la noche.

Por eso es muy importante que usted deje que entre la claridad del sol por las ventanas, y lo deje acostumbrarse a los ruidos cotidianos de la casa durante las siestas para que el bebé pueda diferenciar el día y la noche. Además si la casa siempre esta en silencio cuando el bebé duerme, cualquier ruido lo va a espantar.

Hacer caso solo de la abuela, y pasar por alto lo que le recomienda el pediatra
Los tiempos cambian y lo que hace 20 años era bueno para el bebé, hoy ya no se recomienda. Aunque a veces echemos mano de la sabiduría y experiencia de nuestra madre, el pediatra de su bebé siempre será la persona con más conocimientos sobre lo que es adecuado o no para nuestros hijos.

No dejar que nadie lo toque o lo cargue
Es muy común en todas las madres tener miedo a que alguien enfermo contagie al bebé, seamos o no primerizas. Sin embargo, es de sentido común saber que si alguien está enfermo, no debemos llevar al bebé cerca de esa persona para evitar contagios. También es normal que no queramos que alguien que no conocemos lo cargue. Si la persona es sensata, no tiene porque ofenderse.

Cambiarle de pecho antes de que termine (15 minutos en uno y luego despegamos para ofrecerle el otro).

La leche del final es la que más alimenta a su bebé, esa es la leche que sacia más al bebé y la que hace que aumente de peso porque tiene más grasa que la del principio. Una vez que el bebé ha terminado (se sabe porque el pecho que acaba de soltar está completamente blando) se le ofrece el otro pecho. Si el bebé aún es pequeño puede que se llene con un solo pecho. En ese caso usted debe iniciar la próxima toma con el pecho que no tomó.

Hacerse la fuerte
Tener que afrontar un parto; ya sea parto vaginal o parto por cesárea e inmediatamente hacernos cargo de nuestro bebé es un gran esfuerzo físico, tanto emocional como mental. Es normal que a veces usted sienta que no va a poder con la responsabilidad.

Tirar para adelante aún cuando no nos sentimos bien por miedo a que piensen que no somos buenas madres, no es bueno ni para la madre ni para el bebé.
Reconocer nuestras limitaciones, aceptar que estamos cansadas, que el cuidado del bebé o no poder calmar sus llantos nos agobia y nos angustia por la inexperiencia. Cuando nos sintamos así debemos buscar ayuda, pedir ayuda no nos hace más débil, todo lo contrario, demuestra que somos humanas y sensatas.

Vamos a ver porque de vez en cuando se endurece la panza

Una pregunta muy común de las mamitas que están en la dulce espera es: ¿Por qué mi panza se pone dura? ¡Casi como piedra! ¿Es normal? ¿Debo preocuparme? ¿Es peligroso? ¿A qué se debe? ¿Por qué a veces duele y otras no?

Que la panza se te ponga dura es algo normal en la etapa del embarazo. Estás son contracciones uterinas que pueden pasar en cualquier etapa del embarazo. Vamos a conocer un poco más las causas.

Si esto sucede al principio del embarazo (primer trimestre)
Al principio del embarazo lo que provoca que tu panza se ponga dura son los cambios provocados por el mismo embarazo, tu útero está experimentando algo nuevo, nunca antes había tenido nada dentro e intenta expulsarlo.

Lo que te quiero decir con esto es: Que todas las vísceras de nuestro cuerpo están preparadas para expulsar su contenido, por ejemplo: la vejiga expulsa la orina, el corazón expulsa la sangre y el útero se encarga de expulsar la regla y cuando estás embarazada intenta por todo los medios expulsar al embrión (el bebé).

Pero no te asustes! Porque gracias a la hormona progesterona, que es la encargada de que el embarazo prospere, el útero no logra su objetivo.

Entre la pelea entre el útero y el embrión (que no se deja expulsar), si gana el útero, se producen pérdidas de sangre y si no vas al médico inmediatamente puedes perder el embarazo (a veces se nota un poco de pérdida de sangre por la implantación) pero siempre se recomienda ir al médico por sangrado para verificar que todo esté bien.

Si estas contracciones del primer trimestres no son dolorosas, continuas o acompañada de sangre, no debes preocuparte.

A partir de un poco más del segundo trimestre y especialmente en el tercer trimestre; comenzamos a sentir las famosas contracciones Braxton Hicks (las llamadas contracciones falsas).

A medida que nuestro embarazo va avanzando, el útero se estira preparándose para el parto. Estos estiramientos suelen involucrar los ligamentos de la ingle y por eso a veces sentimos dolor en la entrepierna o en el púbis.

Pero recuerden que cada mujer es diferente, algunas lo sienten y otras no. Debes consultar a tu médico si son muy frecuentes o tienes algún sangrado sin importar la cantidad, eso te ayudará a descartar un parto prematuro.Al final del embarazo las contracciones de Braxton hicks se hacen más frecuente, y una de sus característica es que la barriga se pone dura.

Estas contracciones son irregulares en intensidad, arítmicas, poco frecuentes. Y no llegan a ser dolorosas, sino más bien molestas.

Mientras más cerca estés del parto, más frecuentes serán estás contracciones, más continuas e incluso dolorosas, anunciando de esta forma el momento del parto. Pero aún así puede tratarse de una falsa alarma!

Si tienes la panza dura durante mucho tiempo seguido (horas), si estás contracciones son muy dolorosas y no desaparecen después de haber tomado un baño o después de haber descansado debes acudir al médico para un chequeo para que te digan si son contracciones verdaderas de parto o no!

¿Qué podemos hacer cuando esto sucede?
Los expertos recomiendan:

  • Tomar agua.
  • Cambiar de actividad o posición.
  • Tomar una ducha.
  • Tomar un descanso.
  • Evitar situaciones que te puedan estresar.
    Fuente: Vida prenatal

Señales de parto ¿Cómo saber si ya es el momento?

¿Qué son las falsas contracciones de parto? Estás también las conocemos como las contracciones de Braxton-Hicks generalmente son sin dolor, pero algunas mujeres sienten dolor abdominal, algunos dolores son fuertes y otros no y estos varían en duración, unos son más largos que otros.

Pueden que aparezcan a partir del séptimo mes y se hacen más regulares en las 2-4 últimas semanas. Algunas mujeres se alivian cuando toman agua, descansan, cambian de posición o toman un baño con agua templada.
Secreción mucosa durante las dos últimas semanas antes del alumbramiento notará un aumento de esta secreción.

Su bebé se pone en posición (contratación), esto puede suceder de dos a cuatro semanas antes del nacimiento de su bebé.

Después que el bebé gira, puedes notar que se te facilita respirar, puede que sientas mucha presión en el área de la vejiga, en los muslos y la espalda. Puede que te sientas con mucha energía, esto sucede para que puedas tener la fuerza que necesitas para el alumbramiento, así que te recomiendo limitar tus actividades en estos días.

Si sientes dolor parecido al periodo, sientes punzadas en el área de su vagina continúa y no desaparecen, o si sientes contracciones dolorosa antes de los nueves meses que tampoco desaparecen, debes consultarlo con tu ginecólogo, doctor de cabecera o ir al hospital.

Rompió fuente cuando esto sucede, puedes sentir unas gotas de agua o una gran cantidad de agua que sale por su vagina, esto es el líquido amniótico, esté no tiene color, tiene un olor extraño y es muy cálido.

Muchas mujeres piensan que ya no tienen el control de su vejiga y piensan que han mojado sus interiores con orina, pero si a ti llegará a sucederte, ya sabes que esto es lo que llamamos ruptura de membranas (romper fuente o aguas).

¿Cómo diferenciar las verdaderas contracciones de las falsas contracciones? Los dolores serán más a menudo, más fuerte y de mayor duración.

Estos no van a desaparecer, tomando duchas calientes ni tratando de guardar reposo, estos seguirán sin importar lo que usted esté haciendo, por lo general cuando comienzan no son regulares, pero al pasar las horas se van haciendo más regulares.

Cuando comiences a sentir las contracciones toma el tiempo que pasa de una a la otra, para saber cada que tiempo estas teniendo una contracción, por lo regular son cada 15 a 20 minutos en el comienzo, con una duración de 30-50 segundos, luego estas serán cada 5-10 minutos con una duración de 50-60 segundos, Pero como cada cabeza es un mundo, y cada persona es diferente, sus contracciones pueden ser más rápido o más lento que éstos.

Si eres una madre primeriza vaya al hospital cuando las contracciones sean cada 5 minutos, pero si tus contracciones empezaron cada 5 minutos o menos y siguen avanzando así de rápido, diríjase al hospital inmediatamente.

Si este en su segundo o tercer hijo, sus contracciones van aumentar más rápido, debe dirigirse al hospital cuando tenga contracciones regulares cada 10-15 minutos, diríjase al hospital con tiempo de anticipación si este le queda muy lejos.

Cuando estás por tener el parto los dolores regularmente se sienten en la espalda baja o vientre inferior como si fueran calambres menstruales.

Recuerde hacer su bolso o maleta por lo menos 4 semanas antes de su fecha de parto, asegúrese de tener en ella todo lo que necesitarán usted y su bebé, algunos hospitales le facilitan lo que son los pañales, y primera manta y ropa para el bebé. Investiga si el hospital donde te estas atendiendo tienen estás facilidades.

Importante!!! si usted nota que esta sangrando igual o parecido al periodo menstrual, o si nota que el líquido que esta votando es verde o de mal olor, debe dirigirse al hospital de inmediato aunque no sienta ningún tipo de dolor.

Este artículo fue realizado gracias a http://vidaprenatalcenter.com sigue explorando el sitio para ver más temas de tu interés.

Estrías después del parto: El momento clave para tratarlas

Luego de haber dado a luz quedé con sobrepeso celulitis y con muchas estrías, todos sabemos que estas marcas aparecen cuando hay un aumento excesivo y repentino de peso, ya que la piel se estira bruscamente y hacen que se rompan los tejidos de la dermis y es cuando se forman las estrías. (Durante el embarazo la piel se estira 10 veces más de lo habitual).

La verdad las marcas que dejan son realmente molestas y antiestéticas! Solo las personas que las padecen saben lo feo y molesto que se siente tenerlas, muchas veces caemos en depresión y vemos afectada nuestra salud , ya que no podemos ponernos ciertas prendas porque las estrías se nos ven, y ya no nos sentimos cómoda con nuestro cuerpo.

Como dije antes; durante el embarazo la piel puede estirarse hasta diez veces más de lo que es su superficie habitual. Debido a factores hormonales y una deficiente hidratación de la piel, al distenderse, las fibras cutáneas se rompen y aparecen cicatrices conocidas como estrías.

Una vez que la piel se rompe, la estría no desaparece, pero aún así podemos ayudar a reducir su apariencia con cremas específicas. Las de aparición reciente, las que aún se ven de color rosado, pueden mejorar mucho con los cuidados adecuados.

Por su parte, las estrías no sólo aparecen cuando la piel se distiende, sino también al volver la piel a su estado anterior. Por tanto, el postparto es un momento clave para tratarlas.

Hidratar la piel por dentro
Durante el postparto, el objetivo es reafirmar la piel y devolverle elasticidad. Para ello, no sólo tienes que ayudar a la piel a mantener una buena hidratación por fuera con cremas y aceites, sino también por dentro, con la ayuda de una buena alimentación.

Elige alimentos que aporten antioxidantes que ayuden a producir colágeno para contribuir a la elasticidad y firmeza de la piel. Elige alimentos ricos en Vitamina A (frutas de colores, verduras, lácteos, carnes…), vitamina C (cítricos, kiwis, fresas, pimientos rojos…) y vitamina E (aceites vegetales, nueces, semillas, hortalizas de hoja verde…)

En general, debes aumentar el consumo de frutas y verduras, así como cereales integrales y ácidos grasos esenciales presentes en el pescado azul.

También es importante beber suficiente agua. Tienes que seguir la recomendación que tenías durante el embarazo de consumir al menos dos litros de agua al día. Hay que tener en cuenta que también tomas líquido de los propios alimentos, tampoco debes forzar la ingesta de agua, pero sí intentar alcanzar los dos litros al día.

Elegir los productos más adecuados
Podemos encontrar en el mercado una buena batería de productos específicos para recuperar la firmeza de la piel después del parto.

En el post anterior de rituales de belleza en el postparto te recomendábamos masajes, así como algunos aceites y cremas para mantener la piel hidratada.

Lo importante es conocer los componentes de los productos para asegurarnos que cumplirán con el efecto deseado. Entre los más efectivos encontramos la centella asiática, que actúa estimulando la producción de colágeno y como cicatrizante, cremas con colágeno, elastina y vitamina E.

Si prefieres la textura de los aceites, muy agradables para dar masajes, elige aceite de rosa mosqueta, potente reparador, aceite de jojoba, aceite de karité, de almendras dulces y de semillas de sésamo.

También puede seguir aplicándote la crema antiestrías que utilizabas durante el embarazo o bien elegir una reafirmante postparto. Debes aplicártela dos veces al día con masajes circulares aprovechando para relajarte unos minutos.

Los pechos también merecen un cuidado especial en el postparto, ya que al producir leche aumentan muchísimo de tamaño y es cuando aparecen nuevas estrías.

Igual que con el resto del cuerpo, debes mantener siempre bien hidratada la piel de los pechos, o bien con los productos que mencionamos antes como con cremas específicas para la zona, procurando limpiar la areola antes de cada toma de tu bebé.

El postparto es un momento clave para tratar las estrías del embarazo, por tanto es importante que seas constante para mantener la piel siempre hidratada y los componentes cicatrizantes y reparadores actúen de forma eficaz.

El aceite de almendra es uno de mis favoritos y lo recomiendo muchísimo tanto durante el embarazo y en el postparto:

Aceite de Almendras
Un ingrediente natural que puede ayudarte al tratamiento de las molestas estrías, es el aceite de almendra, puedes aplicártelo varias veces al día si es necesario, la gran ventaja de este ingrediente es que puedes encontrarlo fácilmente ya que es muy conocido por sus beneficios al usarlo en la piel y el cabello.

Solo necesitas hacer un masaje suave con el aceite en las áreas afectadas con las estrías y luego de algunas semanas verás como estas se han atenuado en gran medida.

Por qué tu bebé se mueve más por la noche durante el embarazo

Sentir los movimientos de tu bebé es, sin duda, una de las sensaciones más placenteras que recibe la mamá; una especie de confirmación cotidiana de que hay vida dentro de su vientre, una vida que depende de ella.

Cuando se mueve, el bebé se comunica con su mamá, y es su forma de estar en contacto con ella. Sentir las pataditas del bebé o cómo gira dentro de la panza es para toda mamá un modo de tomar conciencia de su maternidad, sin esa “señal” tal vez sería más difícil iniciar el vínculo de afecto que seguirá creciendo con los meses y será necesario en el momento de conocer al hijo cara a cara.

“Siento como burbujas en la panza”
La mayoría de las mujeres embarazadas siente a su bebé por primera vez entre las semanas 16 y la 22. Los movimientos iniciales pueden pasar inadvertidos para la mamá primeriza, porque se parecen a un burbujeo o cosquilleo en el interior, y no se trata de las famosas “pataditas” tan comentadas, que tardarán más en hacerse notar.

Si la mamá ya ha tenido otro embarazo, tal vez pueda reconocer los movimientos de inmediato, no sólo por su experiencia anterior, sino también porque el útero se encuentra en situación de admitir más fácilmente esas distensiones provocadas por el bebé que se mueve.

Si hay sobrepeso, sentir el movimiento se dificulta; y si el bebé es muy pequeño, esta experiencia puede demorarse también. Sin embargo, habrá que tener presente que lo más común es que llegada la semana 26 de gestación, la mamá debería haber percibido alguna manifestación de movimiento.

Pasada la semana 30, es raro que pase un día sin que se perciba al bebé moverse, lo cual puede ser un dato importante sobre el estado de salud del bebé.Lo que empieza a sentirse como una caricia, aleteo de mariposa o burbujas en la panza irá cobrando fuerza para hacerse sentir también con más frecuencia.

Cerca del sexto mes los movimientos del bebé son constantes: patea, se estira, golpea. También es cierto que hay días en que se siente mejor la actividad por parte del bebé, algo que también depende de los momentos del día.

Como cualquier otro niño y adulto, éste tiene momentos de sueño y vigilia, y la mamá irá sabiendo distinguirlos. Por ejemplo, cuando ella se relaja o recuesta (sobre todo del lado izquierdo), es más común que el bebé se haga notar. Esto no quiere decir que no se mueva cuando la mamá está en actividad; sino que es ella quien está más atenta para percibirlo. Si se comen dulces (gaseosas o chocolates), podrá sentirse al bebé casi dando pequeños saltitos.

Por eso, para las ecografías y monitoreos, ingerir dulces unos veinte minutos antes es un buen recurso que los médicos suelen sugerir para ver al bebé en plena actividad. Al final del embarazo el bebé por lo general no es tan activo, ya que el espacio en el útero no da tanto lugar para que se mueva libremente y la cantidad de líquido amniótico disminuye.

De todas maneras, las mamás deben estar atentas a cualquier señal de movimiento, ya que este es siempre indicio de buena salud del bebé. Por eso, si hacia el final del embarazo pasan más de dos horas sin sentirlo, habrá que comunicarse con el médico para decidir cómo comprobar que todo está bien.

¿Por qué se mueve más durante la noche?
Según la asociación Americana del embarazo: Probablemente durante el día tus movimientos estén arrullando al feto, induciendo un sueño placido.

También, por la noche, cuando por fin te sientes relajada, puede ser que sientas mejor como se mueve tu bebé (al estar tranquila, sientes que su actividad es mucho mayor y sus movimientos más fuertes).También es importante saber que las hormonas maternas también influyen en la actividad del pequeño ser que crece dentro de ti.

Los alimentos que ingieres antes de acostarte pueden alertar a tu bebé. Un aumento en el azúcar podría darle a tu pequeño una dosis de energía, aparte de que los sabores entran en el líquido amniótico, dándole un estímulo extra.

El cortisol o la adrenalina alertan a tu bebé, sin importar que hora del día sea. Según las emociones que sientas tú, puede ser que tu bebé esté más quieto o inquieto de lo normal. Esto puede influir si te encuentras preocupada, estresada, feliz, triste etc (tus emociones también influyen en tu bebé).

El video de la ecografía más definida del mundo asombra en Internet

Un equipo de científicos ha desarrollado un algoritmo para crear la ecografía más detallada de la historia.

No más imágenes borrosas cuando el bebé se mueve
Un equipo de investigadores de todo el mundo ha capturado en video la ecografía más clara de un feto hasta la fecha. Las imágenes increíblemente definidas fueron tomadas utilizando tecnologías de ultrasonido guiadas a través de computadora.

En el video puede verse a un feto de 20 semanas jugando con su cordón umbilical, girando su cabeza de lado a lado y estirándose enérgicamente en el útero de su madre.

El proyecto iFind
La tecnología de vanguardia fue desarrollada por investigadores y médicos clínicos del iFind, un proyecto que ya recibió el premio de Ingeniería Innovadora para la Salud que consta de 10 millones de libras.

La iniciativa es financiada por el Wellcome Trust y el Consejo de Investigación en Ingeniería y Ciencias Físicas.

El objetivo de la investigación es permitir la detección de anomalías fetales de manera automatizada y uniforme.

Uno de los integrantes del proyecto e investigador clínico en el Kings College de Londres, el Dr. David Lloyd, ha explicado lo siguiente al DailyMail:

Se pueden ver las estructuras internas del cuerpo, independientemente de si hay hueso, músculo o grasa en el camino; y en algunos casos puede darnos incluso imágenes más detalladas que una ecografía. Es importante destacar que también es una de las pocas técnicas de imagen que son seguras durante el embarazo.

Según el Dr. David Lloyd, alrededor del 50% de todas las anomalías congénitas son detectadas por ecografía a las 20 semanas de embarazo.

El proyecto iFIND espera cambiar esta cifra con el desarrollo de estas nuevas “tecnologías de ultrasonido guiadas por computadora” utilizando técnicas de última generación en ecografía, resonancia magnética, robótica e informática.

El objetivo es crear”un sistema de múltiples sondas para la imagenología automatizada por ultrasonido”.

No más imágenes borrosas cuando el bebé se mueve
Las imágenes obtenidas en el video son sorprendentes por la definición con la que puede verse el bebé. Esto es posible gracias a los algoritmos que corrigen las imágenes de una ecografía normal permitiendo crear imágenes claras.

En general, si un bebé se mueve rápidamente como lo hace el bebé de aquí, las imágenes obtenidas no serían claras y la madre tendría que realizarse el estudio nuevamente.

Los investigadores y los médicos esperan desarrollar masivamente esta tecnología, con el diseño de cuatro sondas que se mueven automáticamente alrededor de la parte superior del vientre de la madre para obtener la mejor imagen desde diferentes ángulos.

De esta manera, podrían detectarse muchas complicaciones fetales y tratarse mucho antes de que nazca el bebé, reduciendo de forma considerable la muerte fetal o del recién nacido.

Eclipse y embarazo, el primero del 2018 será el 31 de enero

Un eclipse lunar total ocurrirá el 31 de enero del 2018, siendo el primero de los dos eclipses​ lunares totales de 2018, el siguiente eclipse total ocurrirá el 27 de julio de 2018.

Las mujeres embarazadas preocupadas ¿Puede un eclipse afectar el embarazo?

Aún faltan muchos días para que esto ocurra y ya he recibido más de mil mensajes de mamitas embarazadas que están preocupadas.

Seguramente habrás oído hablar sobre las cosas que no puedes hacer durante el embarazo porque podría afectarlo. Las personas del tiempo más antiguo recurría a explicaciones un poco “mágicas” por así decirlo.

Estas antiguas creencias o mitos forman parte de nuestra creencias cultural, pero a veces le producen angustias a las embarazadas innecesariamente, por eso es importante que sepa que esto es solo un mito totalmente “FALSO” y no tiene ninguna base científica.

Hay muchísimos mitos “FALSOS” alrededor del embarazo, los cuales pueden ser muy antiguos o modernos; unos de los mitos más comunes es el de los eclipses, desde la época de los aztecas se consideraban que los efectos de los eclipses en el embarazo causaban daños a los bebés, pero como dije antes, no es cierto.

Una de las creencias aztecas es que los eclipses sucedían porque el sol mordía a la luna o viceversa, por lo que si una mujer embarazada se exponía durante este fenómeno, posiblemente su bebé naciera con algún defecto o malformación, pero como dijimos más arriba, esto es TOTALMENTE antiguo y no es cierto.

Los mitos “FALSOS” más escuchados

En la antigüedad se creía que si durante el embarazo mirabas un eclipse, el bebé iba a nacer con el labio partido.

Los aztecas creían que un eclipse era un mordisco en la cara de la luna. Si una mujer embarazada lo miraba, le ocurriría lo mismo a su bebé. Según la tradición, para protegerse hay que llevar algo metálico, como por ejemplo un imperdible en la pataleta, un seguro o una llave, también decían de usar alguna prenda de color rojo.

Aunque es solo un mito “FALSO”, lo cierto es que el labio leporino se produce por una mezcla de factores genéticos (esto no tiene que ver nada con los eclipses) ni con los planetas. Sin embargo, seguro vas a escuchar a tu abuelita, a tu mamá o a tu tía hablar sobre esto, y es “normal” que sientas miedo y no quieras arriesgarte a salir al exterior durante un eclipse!

Nota importante:

¿Afectan los eclipses en el embarazo? No, ningún estudio ha demostrado que los eclipses afectan el embarazo ni a los bebés en gestación, esto es solo otro mito “FALSO” o creencia muy antigua. Así que no te preocupes por lo que digan las personas, esto no puede afectar a tu bebé.
Y tu crees en esto? Cuéntanos tus experiencias.

RIESGOS DE CARGAR COSAS PESADAS EN EL EMBARAZO

Mamá estás en la dulce espera, así que trata de evitar cargar cosas pesadas que puedan afectarte a ti o a tu bebé. Cuando nos enteramos de que vamos a ser mamá nuestro corazón rebosa de emoción, pero hay mamitas que no saben que cosas pueden hacer o no durante esa bella etapa.

Debemos tomar mucha medidas de precaución para cuidar nuestra salud y la salud de nuestro bebé. Una de ellas es evitar cargar cosas pesadas.

Sabemos que mamá es la que se encarga de todas las cosas de la casa, y por situaciones cotidianas debemos saber cuanto peso podemos cargar y cuanto no. Las madres estamos acostumbrada a cargar cubetas de agua, bolsas o paquetes grandes y a cargar los niños de la familia o amigos.

Pero durante el embarazo debes cuidarte mucho y no cargar cosas pesadas de más de 9 kilos (20 libras) siempre y cuando tu embarazo no sea de riesgo, si tu embarazo es de alto riesgo debes consultar con tu médico.

Durante la etapa del embarazo, los ligamentos se aflojan y las articulaciones son menos estables, lo que significa que podrías lastimarte muy fácil. Según crece tu barriguita, el centro de gravedad se desplaza hacia adelante, y esto provoca que tengas más presión en la parte baja de a espalda y esto la vuelve más vulnerable, sobre todo si cargas algo muy pesado.

Cargar cosas pesadas durante el embarazo puede provocar:

  • Aborto espontáneo.
  • Riesgos de padecer preeclampsia.
  • Bebé con bajo peso al nacer.
  • Pérdida del equilibrio, provocando una caída que puede afectar a ti y al bebé.

Es importante que aprendas a levantar peso de forma correcta durante tu embarazo:

  • Agáchate doblando las rodillas.
  • Carga el objeto pesado cerca de tu cuerpo.
  • Mantén la espalda recta.
  • Haz fuerza en las piernas en lugar de hacer en la espalda.
  • Ten mucho cuidado de no girar el torso.
  • Recuerda: si es muy pesado, no la cargues.