5 errores que cometemos al bañar a un bebé.

Acoger a un pequeño en el redil de la familia es uno de los momentos más emocionantes en la vida de los padres. Los bebés traen tanta felicidad que no es nada agradable para nutrirlos, verlos crecer y ser parte de sus vidas.

Aunque ciertamente son una delicia, hay muchas instancias que provocarán momentos estresantes y el baño de un recién nacido o un bebé puede ser uno de ellos.

La hora del baño, por supuesto, es una parte necesaria de las rutinas diarias de las personas, y no es diferente para los bebés. Por eso hoy queremos compartir contigo algunos errores a la hora del baño del bebé, para que no lo cometas.

Llenar la bañera con demasiada agua

A menos que planee tomar un baño con su bebé, nunca hay una razón para llenar la bañera con demasiada agua. Los bebés no necesitan una tina llena de agua. La mejor manera de bañar a su bebé es colocarlos en su propia bañera en lugar de en la bañera. Esto evita el uso de demasiada agua y los peligros que pueden ocurrir.

Si usa la bañera normal, llénela con suficiente agua para cubrir el fondo o los pies del bebé. Si está usando su bañera, simplemente coloque al bebé en la bañera y con aproximadamente una pulgada o dos de agua en su bañera o en la bañera normal. Una de las mejores maneras de darle un baño al bebé es colocarlos en el lavabo del baño.

La mayoría de los bebés no solo se acomodan cómodamente en el fregadero, sino que también evitan colocarlos en demasiada agua.

No asegurar al bebé

En el caso de los recién nacidos es bueno colocar una tolla debajo de su bañerita o comprar una especial (que no permita que el bebé se resbale). Para los bebés más grandes es mejor usar un asiento de baño o una bañera especial para bebés de su edad  las cosas van ir mucho mejor para todos. El bebé puede colocarse de forma segura en el asiento del baño sin moverse demasiado ni deslizarse fuera de su alcance.

Recuerde, la piel de un bebé es bastante resbaladiza sin estar mojada, por lo que es muy resbaladiza cuando está mojada. Como se mueven tanto, un bebé puede deslizarse fácilmente fuera de su alcance en cualquier momento.

Usar jabón o shampoo excesivamente perfumados

Los bebés tienen la piel más sensible que hace que se reseque con facilidad. Al igual que la leche o los alimentos incorrectos pueden causar una reacción alérgica o un problema con su hijo, así como ciertas sustancias químicas. Es importante no utilizar lavados perfumados o demasiado perfumados en el bebé.

Muchos de esos productos tienen ingredientes que pueden irritar la piel de un bebé.  Use productos que están específicamente diseñados para la piel de los bebés. A menudo no sabrá si un bebé es alérgico a un determinado producto, por lo que es mejor evitar las lociones perfumadas o demasiado perfumadas, los perfumes y el jabón.

No chequear la temperatura del agua

Asegúrese de que el agua esté tibia. Nunca coloque a su bebé en agua caliente o agua fría. Su piel sensible puede quemarse fácilmente o irritarse si el agua está caliente. Y el agua fría puede causar que se enfermen ya que su sistema inmune no es muy fuerte.

Al igual que si revisa el agua antes de entrar en la bañera o ajusta el agua antes de saltar a la ducha, asegúrese de verificar la temperatura del agua antes de colocar al bebé dentro.

No tener todos los suministros listos antes del baño

Asegúrate de tener todo lo que necesitarás a la hora de bañar al bebé y asegúrate de que esté a distancia y de que puedas vigilar al bebé mientras agarras los suministros.

Usted no debe desatender  al bebé  ni siquiera ni siquiera por un segundo para obtener algo rápido.  Así que asegúrese de tener todos los suministros, incluyendo ropa y otros accesorios a mano cuando bañe al bebé.

Dejar al bebé mucho tiempo en el agua

Dejar al bebé demasiado tiempo en el agua puede hacer que la piel se seque y provocar irritaciones y lesiones en la piel. Si el bebé es un recién nacido, dejarlos en el agua puede dañar el área del ombligo donde se cortó el cordón umbilical. Puede causar que la piel se vuelva demasiado elástica y evite que sea flexible.

Los bebés pueden tener hipotermia por estar demasiado tiempo en el agua, lo que a menudo puede pasar desapercibido para los padres. No deje al bebé más de 5 a 10 minutos en el agua, esto puede provocar que el bebé se resfría o se enferme debido a la pérdida de calor.

Los recién nacidos pierden calor corporal de varias maneras, en particular, a través de la evaporación de agua en el cuerpo. Retire al bebé del agua cuando lo haya hecho con el lavado real. Puedes peinar el cabello y realizar otras tareas una vez que estén fuera del agua.

Recuerda compartir el artículo con tus amigos que tienen bebés o con una mamita embarazada.

Consejos para que tu bebé se duerma más rápido

Hay muchas madres que sufren porque sus hijos tardan mucho en dormir o porque directamente no duermen. Lo bueno es que hay solución a esto, solo hay que saber cómo tratar al niño y como siempre hay que cambiar algunas actitudes las cuales influyen en esto. Obviamente no quiere decir que será sencillo, pero se puede hacer.

Ahora, cada niño es diferente, por lo tanto, puede que los consejos te funcionen como no. Solo te puedo asegurar una cosa y es que la mayoría de las mujeres que lo han utilizado no se han quejado, ya que les ha salido todo a la perfección, no fue algo de un día para el otro. Como madre tienes que entender que no se trata de magia, se trataba de esforzarse.

No es sencillo, pero se puede lograr
Lo cierto es que no, cuando un bebé nos complica la tarea de llevarlo a dormir es normal que perdamos la paciencia y que pensemos que no, que no se podrá hacerlo dormir. Pero con un poco de esfuerzo, con los consejos que te traje te aseguro que vas a poder conseguirlo, pero recuerda se trata de crear un ambiente en donde tu pequeño se sienta cómodo para que pueda dormir mucho mejor, ese es el gran secreto.

Rutina: Para los bebés es muy importante que planifiques una rutina, es lo mejor porque ellos se basan en lo que hacen todos los días. Por lo tanto, cuando lo lleves a la cuna que no haya luz, solo una de noche para poder verlo.

Tener cuidado con el ambiente: Debes tener en cuenta una cosa y es que si sacas al bebé del cuarto donde duerme y ve movimiento y cosas que llamen su atención entonces dormirá menos.

Ruidos que lo calmen: Aunque no lo creas hay muchos ruidos que los calman, por ejemplo, a mi hija cuando era mas pequeña le dejaba la radio encendida para que escuchara algo de sonido. Puedes ponerle “ruidos blancos” los cuales calman a los bebés, otra opción es ponerle sonidos de a naturaleza siempre a un volumen considerable.

Objetos: Puedes usar algún objeto, desde una manta hasta un peluche, que el bebé se acostumbre a dormir con eso y lo tenga nada más que para dormir. Pero ten cuidado, que no sea algo peligroso.

No lo mires fijo: Si arrullas a tu bebé debes tratar de no mirarlo fijamente, lo malo de esto es que como tienen un vinculo tan cercano cuando se miran directamente esto al bebé le resulta interesante lo cual lo terminara por mantener despierto.

Descubre porqué los recién nacidos expulsan la caca negra los primeros días

Cuando un bebé nace, lo normal es que no haya hecho caca nunca. Suele hacerla en el primer día de vida. En muchos casos nada más nacer.

Expulsa lo que en ese momento hay en su tripa. Como nunca ha comido, todo lo que sale lo ha producido el propio bebé:

– Células muertas descamadas de la pared del intestino.
– Secreciones del propio intestino.
– Secreciones del hígado y del páncreas cuya función es ayudar a la digestión.
– No hay microbios.

Las secreciones del Hígado son lo que llamamos la bilis. Una sustancia negra verdosa que da su color a estas primeras cacas del bebé.
A esa caca negra verdosa, la llamamos Meconio.

Características del Meconio: Caca Negra del Bebé.
– Huele poco. Esto se debe a la ausencia de microbios. Cuando vayan entrando en la tripa y creciendo en ella, la caca empezará a oler.

– Es caca negra verdosa. Cuando algunos de los microbios que van entrando en la barriga empiezan a digerirla el color cambia a amarillento o marrón.

– Es muy pegajoso. Recuerda a las manchas de petróleo que a veces pisa uno en una playa si ha habido un vertido.

Problemas con el Meconio
– Que salga antes de tiempo. A veces, cuando un feto lo pasa mal, hace caca en el líquido que lo rodea dentro de su madre. Si al nacer aspira este líquido manchado de Meconio, pueden aparecer problemas respiratorios. La causa es que la bilis es muy irritante. Es lo que llamamos una Aspiración de Meconio. Hay casos muy leves, pero también graves.

– Que tarde en salir. A veces pasan los primeros días sin que el niño consiga hacer caca. Como el Meconio es tan espeso, si no se consigue expulsar en los primeros días se va haciendo más denso y cuesta cada vez más que lo eche. A veces hay que ayudar a los niños en los primeros días a que lo expulsen. Es lo que llamamos un Íleo Meconial.En unos pocos casos, la razón de que no eche la caca es que no tiene por donde expulsarla. A veces el intestino acaba en una bolsa que no tiene salida al exterior: Ano Imperforado. Es poco frecuente, pero precisa ser operado sobre la marcha.

Limpiar la caca negra del bebé.
El mayor problema al que se enfrentan los padres con el Meconio es cómo limpiarlo.

Lo mejor para despegarlo es el agua tibia. Es mejor humedecer un poco el meconio que frotar y frotar. Ya que eso irrita más la piel del bebé.
De hecho si algún trocito se resiste y está muy pegado, lo mejor es dejarlo. El meconio irrita menos la piel del recién nacido que un frotado excesivo.

Bebés “cabezones” serán más exitosos según estudio

Un estudio lo confirma
Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Edimburgo, los bebés que nacen con cabezas grandes pueden ser más inteligentes en el futuro. El estudio fue publicado en 2016 y examinó datos de 100.000 residentes del Reino Unido entre las edades de 37 y 73 años.

Se observaron asociaciones muy significativas entre las puntuaciones de las pruebas cognitivas… y muchas puntuaciones del perfil poligénico, incluyendo el volumen intracraneal, la circunferencia de la cabeza del bebé y la capacidad cognitiva de la infancia de cada uno de los participantes.

Los investigadores concluyeron que los bebés nacidos con cabezas grandes eran más propensos a obtener títulos y puntuación más alta en las pruebas de razonamiento verbal-numérico.

Además, el estudio apoya una teoría existente que dice que aquellos con una mejor salud general es probable que tengan mayores niveles de inteligencia que aquellos que tienen una peor condición de salud, según afirmó la investigadora Saskia Hagenaars. El tamaño promedio de la cabeza del recién nacido es de 36 cm para los niños y 35 cm para las niñas.

Si tienes alguna duda acude a tu médico
Que un niño o niña tenga la cabeza un poco más grande de lo normal, no significa necesariamente que tenga algún tipo de trastorno o discapacidad, solo que quizá el padre, la madre u otros familiares pueden haber tenido también la cabeza algo más grande en la infancia.De cualquier modo, si crees que tu hijo tiene la cabeza demasiado grande, no te agobies y acude a tu médico para que te indique si está dentro de los parámetros normales o no. Si estuviera dentro de los parámetros normales, entonces no te preocupes porque solo significará que con una buena salud y una estimulación cognitiva adecuada, tu hijo o hija será más inteligente.

Según los expertos estas son las peores formas de acostar a un bebé: nunca lo coloques así

Un estudio que se ha realizado sobre el sueño de los bebés ha levantado bandera roja porque, a pesar de todos los avisos, consejos y campañas de organizaciones como la Academia Americana de Pediatría (AAP), Los padres siguen acostando a sus bebés en lugares o ambientes que son peligrosos para ellos y que aumentan el riesgo de muerte súbita.

Durante es estudio, se filmaron vídeos durante la noche de bebés de uno, tres y seis meses de vida con el propósito de estudiar el comportamiento de los padres y de los bebés.

Los padres estaban consientes de que los estaban grabando y a pesar de eso, colocaron a sus hijos en lugares que tienen factores de riesgo. Si los bebés fueron trasladados durante la noche, el segundo entorno de sueño generalmente era más peligroso, concluyó el estudio.

Una de las cosas que mencionaron es que el 20% de los niños de un mes de nacido fueron colocados sobre superficies que no son recomendados para dormir y a 15% de ellos lo acostaron boca abajo. Mientras, que el 90% durmió con artículos no autorizados como peluches, sábanas, almohadas, protectores de cuna, entre otros.

En resumen, los bebés no deben dormir rodeados de objetos ni boca abajo. Tampoco deben compartir cama con nadie en sus primeros meses de vida. Si vas a practicar el colecho, lo mejor es que lo hagas de forma segura donde ellos tengan su propio espacio dentro de la cama familiar.

Aquí te dejo algunos de los mejores consejos de los expertos para dormir al bebé de forma segura:

Durante los primeros meses de nacido es mejor compartir la habitación y no la cama.

No recomiendan utilizar “protectores de cuna” ya que esto imposibilita la visibilidad de los padres y puede causar asfixia.

El bebé siempre debe dormir sobre su espalda (boca arriba).
Escoger un colchón firme y adecuado para la cuna o el lugar donde vaya a dormir. Lo importante es que no quede espacio entre el colchón y los barrotes laterales o la pared.

No se deben utilizar sábanas gruesas o colchas.
No colocar almohadas cerca de la cabeza del pequeño.
No colocar peluches o juguetes en el lugar donde va a dormir.

La temperatura en la habitación debe ser agradable. Señalan que abrigar en exceso y el calor puede provocar muerte súbita.

No fumes ni permita que lo hagan cerca de tu bebé. Cada vez que lo hacen aumenta el riesgo de que el bebé sufra alguna condición respiratoria.
Recomiendan el uso de chupete después que la lactancia este establecida.
Utilice sabanas livianas y siempre ponga los brazos del bebé por encima.

Mientras más duermen los bebés mejor memoria desarrollan

La verdad es que los beneficios que tiene dormir son muchos, imagina que esto no es solo en adultos, sino que también lo es en bebés. Ahora, lo que muchos padres no se imaginan es que realmente los niños pequeños necesitan dormir mucho porque es fundamental tanto para el desarrollo físico como mental.

Hace poco se realizó un nuevo estudio en la Universidad de Massachusetts, este ha comprobado que los niños que duermen mayores siestas desarrollan una capacidad cognitiva mucho mayor que los bebés que no logran dormir correctamente. Por lo tanto, la memoria de los pequeños que más duermen será mucho mejor, todo esto debido a la capacidad cognitiva, la cual es mucho mejor en esos bebés.

Cuánto deben dormir?
No solo por este motivo, si no que además se necesita saber cuanto es lo que debe dormir un bebé. Esta pregunta se la hacen cientos de madres y la respuesta es demasiado sencilla, depende. Pues el tiempo que debe dormir el bebé dependerá mucho de la edad y la rutina que tenga.

Cuando se trata de un recién nacido, este puede llegar a dormir hasta 16 horas por día y esta cantidad se dispersa en varias siestas. Ahora, a medida que van creciendo estas horas disminuyen hasta que al final tan solo necesitan una hora y media de siesta aproximadamente, esto ocurre cuando llegan a tener dos años.

La verdad es que me sorprende cómo gracias a tantos estudios se descubrió esto, pues los niños que duermen siesta y que duermen más que otros, mejorar un 10% la capacidad cognitiva por lo tanto es esencial descanse. Pero: ¿Qué pasa si el bebé no quiere dormir? Esta si que es una buena pregunta porque muchos padres tienen problemas con esto.

Cuando no quiere dormir
Muchas veces los niños no quieren dormir o lo hacen muy poco, todo esto es por la estimulación a la que muchos bebés se enfrentan todos los días. Y es que tanto tiempo frente a la televisión o jugando con aparatos inteligentes como las tablets. Hace que los bebés se mantengan despiertos durante mas horas y no duerman la siesta.

Por ese motivo es que es muy importante que los padres logren establecer una rutina que pueda ayudar a los pequeños dormir una siesta, además de saber cuáles son las señales de que tiene sueño. El hecho de que se fastidie y se frote los ojos, está diciendo que quiere dormir.

Otra cosa que puedes hacer es aprovechar esos momentos en donde duerme para relajarte, para acostarte y dormir una siesta o hacer algo que no puedes hacer cuando tu bebé está despierta. Aunque lo mejor es descansar, ya lo demás lo podrás hacer.

Por estos motivos puede que tu pequeño tarde en empezar a caminar

Cuando el niño quiere empezar a andar hay muchas cosas que se pueden hacer para ayudarlo, para que aprendan a caminar obviamente sin entorpecer demasiado. A pesar de hacer todo bien, muchos pequeños comienzan a caminar mucho más tarde que otros, en ocasiones pueden ser problemas médicos, pero normalmente no es así.

En la mayoría de los casos los niños tardan más en caminar porque van más despacio, se toman su tiempo para hacerlo. Si, claro que esto genera preocupación pues ya pensamos que hay algo que está mal, porque no puede ser que tarde tanto en aprender a caminar. Pero tranquila, porque esto en realidad tiene una explicación, esto puede suceder por varios motivos. Los cuales te quiero contar en el articulo de hoy, vas a ver que en realidad solo te preocupas sin razón.

Motivos por los que tarda en caminar

Es más tranquilo que los demás: Muchos bebés son muy tranquilos, tanto que pueden estar horas y horas sentados sin decir nada, juegan en un sitio conformándose con lo que tiene más cerca. Estos niños son los que prefieren jugar con algo que tiene cerca y no con lo que quieren para no moverse. Por lógica empezaran a hacer todo mas tarde de lo normal, pero esto no es un problema, solo que no tienen ninguna prisa ni necesidad de hacerlo todo antes.

Bebé precavido: Muchos niños a pesar de que no saben hacer algo se sueltan de cualquier forma. Por ejemplo, si no saben bajar de la cama se tiran de cabeza, por otro lado, están los que son más precavidos. Son los que, para bajar un escalón, se sientan y bajan primero los pies, tocan el suelo y baja la otra parte del cuerpo. Siempre caminan pegados a la pared. Cuando esto es así, es normal que tarde más en comenzar a andar porque es tan precavido que muchas cosas las hará más tarde.

La anatomía: Hay ocasiones en las que muchos niños tardan en caminar, porque su anatomía no los ayuda. El hecho de que pesen mucho o que sean muy altos les termina afectando el equilibrio de los pequeños, lo que hace que terminen tardando mas en dar los primeros pasos.

Gatea muy bien: Esto puede sonar gracioso, pero la verdad es que, si el bebé se convirtió en un experto gateando, entonces no vera la necesidad de caminar, no le verá ventajas. Como ya sabe la mejor forma de llegar a donde quiere y lo hace rápido, entonces seguirá usando su forma segura.

La dentadura de los bebés: orden de aparición (con imágenes).

Nadie desea que su hijo(a) crezca demasiado rápido, pero su crecimiento también trae consigo muchas cosas maravillas y el primer diente del bebé marca un momento emocionante. Lo normal es que la dentición comience en cualquier momento entre los 3 y los 12 meses de edad. ¿Sabías 1 de cada 2.000 bebés nacen con un diente).

Algunos bebés no tienen síntomas pero otros muestran señales de que les está por salir un diente, como el babeo constante.

La dentición también varía de un niño a otro. Generalmente, cuando le empiezan a salir los dientes al bebé, aparecerán alrededor de cuatro dientes cada seis meses. Estos primeros dientes se conocen como dientes de leche y serán reemplazados por dientes adultos permanentes cuando tenga entre 6 y 12 años de edad.

Es probable que el primer diente le salga entre los 4 y los 7 meses. Por lo general, los dientes frontales inferiores (los incisivos centrales) salen primero y sus homólogos superiores aparecen después.

Los dientes pueden salir en pares. Los laterales superiores e inferiores aparecen entre los 9 y los 16 meses. Luego siguen los colmillos, que generalmente apareceren antes de que el bebé cumpla 2 años. Por último aparecen los molares, justo antes del tercer cumpleaños. Aunque a las nenas les salen los dientes antes que a los nenes, la mayoría de los niños ya tienen 20 dientes a los 3 años. Los dientes del bebé saldrán cuando sea el momento, por eso no te preocupes si a los hijos de tus amigos les salen los dientes antes que al tuyo.
Recuerda que los bebés pueden masticar incluso sin dientes y siempre es importante ser consciente del peligro de asfixia y de supervisarlos mientras comen.

Aun cuando tienen todos los dientes, algunos alimentos pueden causar asfixia como por ejemplo las uvas y debes partirlas en cuartos a lo largo antes de servírselas a los pequeños.

Disfruta de este paso fundamental de su desarrollo. No te preocupes ya que los dientes de tu bebé aparecerán cuando estén listos.

Dentición y sarpullido producido por el pañal: ¿mito o realidad?

El pediatra estadounidense Tom DeWitt dice que la dentición, el sarpullido producido por el pañal y las heces blandas pueden ocurrir al mismo tiempo pero que probablemente no estén relacionados entre sí.

La dentición acompañada por diarrea no es un efecto secundario esperado. Si el bebé tiene diarrea durante la dentición, observa los síntomas de deshidratación y consulta con un profesional médico si tiene fiebre alta (>102 F) o si hay sangre o pus en sus heces.

10 pasos para planificar el bautizo de tu bebé

El nacimiento de un bebé viene acompañado de una serie de trámites y papeleos que hay que realizar para inscribirle en el registro civil. Se trata de incorporar al recién nacido como miembro de la sociedad.

Además, hay otra tradición que realizan las familias católicas para que el bebé ingrese como miembro de la comunidad cristiana. Se trata del bautismo. Es un rito que antiguamente se realizaba en la edad adulta, pero que hoy en día suele realizarse durante los primeros meses de vida del bebé.

Claves para organizar el bautizo del bebé 

1. El mejor momento
Aunque hay padres que prefieren esperar para que sean sus hijos los que tomen la decisión de si quieren bautizarse o no, la tradición cristiana indica que deben recibir las aguas bautismales siendo bebés. La fecha que escojas dependerá del momento en que nazca tu hijo, pues si lo hace en invierno es lógico que prefieras esperar a que haga menos frío. Los meses de mayo y septiembre son los mejores para este tipo de celebraciones, pues no hace demasiado calor y los bebés aguantan bien un día que suele resultar largo para ellos.

2. La iglesia
Contacta con suficiente antelación con la parroquia donde quieras celebrar su bautizo para que te den la fecha que más os convenga. Consulta con el sacerdote todos los detalles que consideréis necesarios: si podéis elegir dos hombres o dos mujeres como padrinos, cómo transcurrirá la ceremonia, si será bautizado con más bebés o él solito, si tenéis que llevar la vela que encenderán en el cirio pascual, la fecha de las charlas espirituales que suelen recibirse…

3. Los padrinos
Adiós a la costumbre que marcaba que los padrinos de boda o los abuelos debían ser los padrinos de bautismo del niño. Los tíos del pequeño o amigos muy cercanos a sus padres suelen ser hoy en día los elegidos para apadrinar a los bebés; no en vano sobre ellos recae la responsabilidad de cuidar a los pequeños en caso de que sus progenitores falten.

Escoge a alguien cercano a vosotros, con quien mantengáis una relación cordial y que quiera y se preocupe por tu hijo. Además, son muchas las iglesias que hoy autorizan elegir dos miembros del mismo sexo como padrinos o madrinas del niño.

4. Fija un presupuesto
Realista y ajustada a los tiempos. Así debería ser la cantidad que penséis gastaros en el bautizo de tu pequeño. Y debes contemplar todas las parcelas de gasto: la aportación que harás a la parroquia, la ropita del bebé y la vuestra, las invitaciones que pueden salirte gratis si imprimes las nuestras, los detalles que quieras dar a los invitados como recuerdo y el pequeño banquete que les ofrecerás.

Una vez lo hayáis fijado, procura respetarlo al máximo para que no acabéis el día con un agujero negro en vuestros bolsillos.

5. Elige un lugar: un restaurante, la casa, un club etc.  y un menú
Graba esta frase a fuego en tu memoria: “un bautizo no es una boda”. Eso significa que no hay que excederse ni en el número de invitados –convida a la familia y amigos más cercanos nada más– ni en la celebración del mismo. Un restaurante, un club o la casa cercano a la iglesia donde le bauticéis suele ser la mejor opción. Una merienda a base de tapas y raciones con una buena tarta de postre satisfará a todos y no te saldrá muy cara.

6. La ropa del “prota”
Desde largos y trabajados faldones a vestiditos sencillos. La oferta de moda para los bautizos es inabarcable y tu elección dependerá de vuestros gustos. Lo que sí has de considerar cuando le compres el trajecito es que debería ser lo más cómodo posible pues pasará muchas horas con él puesto.

7. Las invitaciones
Además de la socorrida llamada telefónica, puedes enviar a tus familiares y amigos una invitación, bien por correo convencional o electrónico. Elige una de las nuestras o consulta este bazar para conocer algunas propuestas de diferentes firmas, que también suelen diseñar recordatorios. No olvides anotar el lugar, fecha y hora de celebración y un teléfono o correo electrónico donde puedan confirmar su asistencia.

8. Un recuerdo para los invitados
Un llavero, un imán, un marcapáginas… La oferta de detalles para entregar a familiares y amigos es interminable, sobre todo si recurres a internet. Procura escoger uno que sea útil para que no acabe arrinconado en un cajón y nadie lo use. A nosotros nos han gustado estos.

9. ¡Llega el gran día!
Procura que tu hijo descanse antes del bautizo para que esté despierto durante la ceremonia y no se asuste cuando el cura derrame el agua sobre su cabecita. Conviene también que tengas en cuenta las horas de las tomas para que no llore de hambre durante la ceremonia.

10. Disfruta el momento
Se acabaron los preparativos, los nervios y la incertidumbre de si todo saldrá bien o no. Una vez entréis en la iglesia, nada más importa. Disfrutad del momento, que será más intenso cuanto mayor sea vuestra fe, y compartid con vuestros invitados este especial día. Preparaos para sonreír y pasar a tu pequeño de brazo en brazo, pues todos querrán conservar un recuerdo de tan magno acontecimiento.